De la programación al territorio. El plan Recuperar Inclusión durante la gestión de Juan Carlos Molina en la Sedronar (2013-2015)

En 2013, el programa Recuperar Inclusión (PRI) irrumpió como una intervención novedosa del Estado nacional en materia de prevención y asistencia de las adicciones. Su puesta en marcha supuso un giro en la organización y el funcionamiento de la entonces Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, que además de planificar las políticas buscaría insertarse en zonas marginadas para atender la problemática desde la cercanía territorial. Esta impronta se la dio también el perfil del nuevo secretario, Juan Carlos Molina, sacerdote de una prolongada trayectoria de trabajo con poblaciones excluidas, forjada por su estrecho vínculo con la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner. Al estudiar el PRI –sus agentes, prácticas y discursos, y las tensiones que suscitó su implementación–, Ferreyra revela el proceso de expansión atravesado por la Sedronar en este periodo con la pretensión de refundar el modelo de abordaje público de las adicciones. Su libro contribuye a la historización de las políticas sociales del kirchnerismo.

Ficha técnica

  • Autor: Fausto Gabriel Ferreyra
  • Edición: Primera
  • Editorial: Universidad Nacional de Quilmes, 2019
  • Páginas: 141
  • ISBN: 978-987-558-606-2

Autor

Fausto Gabriel Ferreyra

Es licenciado en Ciencias Sociales por la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). En la actualidad cursa la Maestría en Ciencias Sociales en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México, donde es becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Desde una perspectiva de sociología política, investiga y escribe sobre las políticas públicas en materia de consumo de drogas en la Argentina.